Las pinturas de Fischl son como un golpe de puño. Potentes, con colores vibrantes. Los cuerpos están llenos de tensión. Lo instintivo, lo sórdido, el sexo, la violencia, son mostrados de forma descarnada. Imágenes que se suceden como si fueran un recorte de la realidad social y se pretendiera comprometer al espectador con algo más que su mirada.

El pintor es Erich Fichl (1948-), estadounidense. Las obras, en orden descendente: “Chico malo”; “Obras”; “La cama, la silla, el baile, viendo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s